La receta de los domingos: focaccia (por Rafa).

Para vosotros, amantes del pan, de enredar el hambre y acabar perdiéndolo antes de la comida. Para los que bajáis a la panadería y no podéis evitar empezar a comer las puntas de la barra por el camino… hasta que se encuentran en el ascensor. Para los que habéis convertido el amor por el pan en una forma de acercaros a la cocina: una nueva receta de domingo.
Esta vez, la de la focaccia de nuestro menú de la semana.

Como siempre, una receta sencilla, abierta a improvisaciones y, esperamos, con ingredientes que no os obliguen a salir corriendo en pijama en busca del primer supermercado abierto.

IMG_1620
—-

INGREDIENTES:
350 gramos de harina de fuerza.
150 ml de agua.
50 ml de aceite de oliva suave aromatizado (en nuestro caso con romero y tomillo).
15 gramos de levadura fresca .
Un poco de parmesano en polvo.
10 gramos de sal (o dos cucharadas).
Romero y tomillo a discreción.

PREPARACIÓN:
Disolvemos la levadura fresca en una parte del agua que vamos a utilizar (templada). Mientras, deshojamos el romero y el tomillo en el aceite y lo calentamos un poco a fin de que dé sabor al aceite y además se fría un poquito para que luego quede suave en la masa.
Después mezclamos la harina, el agua disuelta con la levadura, el agua que hemos reservado, el aceite y la sal.

Colocamos la masa encima de una bandeja con papel de horno (para que no se pegue). Para extender la masa nos ayudaremos de nuestros dedos mojados en aceite. De esta forma dejaremos la masa un poco más aceitosa por encima y quedara más crujientita…

Luego espolvorearemos el parmesano por encima y también el romero deshojado.

Dejaremos que la masa fermente (o suba de volumen) en un sitio donde haga calorcito.
En verano tarda mucho menos en subir, en invierno puede tardar más de media hora fácilmente.

Horneamos 180 grados hasta que quede dorada la parte de arriba.
En esto los tiempos son muy relativos, siempre dependen del grosor de la masa y del tipo de horno. Pero para que os hagáis una idea, pueden ser unos 20 minutitos.

Luego sacamos la bandeja del horno y la dejamos reposar el tiempo suficiente para que se enfríe un poco y no nos queme el estómago al comerla….:)

Esta semana, para el menú, nosotros la hemos preparado con una mortadela italiana y con queso scamorza ahumado (que es un queso tipo provolone pero más tierno y además ahumado). También le hemos puesto tomatito asado y un poco de rúcula.
Pero como siempre…. se pueden hacer un montón de combinaciones.

Incluso en la masa también le podéis cambiar las hierbas o añadir un poco de queso en la masa…. ¡¡¡hay que probar!!! (y cuando lo hagáis, como siempre, contádnoslo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s